Archive | Películas RSS feed for this section

Garden State

9 Feb

Película escrita, dirigida y protagonizada por Zach Braff en 2003. La película se rodó en 25 días y fue presentada en Sundance Film Festival en 2004. Junto con el  propio Zach, aparecen en el reparto Natalie Portman y Peter Sarsgaard entre otros.  Además de por la historia y los protagonistas, la película tuvo mucho éxito debido a su banda sonora, escogida por el propio Zach, lo mismo que suele hacer Sofía Ford Coppola con sus películas. En este caso, la banda sonora cuenta con un tema de Coldplay “Don´t panic”, Frou Frou “Let go”, Zero 7 “In the waiting line” y varios de The Shins, mucho más conocidos tras la proyección del film, entre otros.

El protagonista, Andrew Largeman, es un chico de 26 años que vive en los Ángeles, donde trabaja como camarero y a veces como actor. Andrew regresa a su ciudad natal en New Jersey para asistir al funeral de su madre. En los cuatro días que pasa allí, conoce a Sam (Natalie Portman) y a su familia, vuelve a visitar a viejos amigos y trata de arreglar viejas historias familiares con su padre, un psiquiatra que intenta solucionarlo todo a base de tranquilizantes.

Me gusta esta película porque es sencilla y a la vez la encuentro compleja. El protagonista se presenta como alguien extraño, raro e incluso desequilibrado, pero echando un vistazo a su alrededor, a su familia, sus compañeros, el ambiente que le rodea, parece que es la única persona que se salva de la excentricidad y casi locura.

Y pasa como en las películas románticas, es ella, Natalie Portman (para variar), la que lo salva de ese mundo en el que vive y en el que no siente nada. Una de las escenas que más me gusta es la del final, cuando todos se suben a una excavadora y gritan mirando hacia una profunda sima que se ha abierto al intentar construir en la zona un parque comercial, imagino que es una metáfora de la vida, los tres se enfrenta a la vida que tienen por delante y no tienen miedo.

Para saber más: http://en.wikipedia.org/wiki/Garden_State_%28film%29

La película en español se tituló “Algo en común”: http://www.filmaffinity.com/es/film544824.html

UP

5 Ene

Película de Pete Docter y Bob Peterson para Pixar Animation Studios, estrenada en 2009. Cuenta la historia de Carl Fredicksen, un abuelo de 78

Carl, siendo pequeño conoce a Ellie, una niña inquieta y traviesa cuyo mayor sueño es ir a Paradise Falls (Canaima, Venezuela), Carl le promete que un día cumplirá su sueño. Se casan y viven una existencia feliz y tranquila hasta que siendo ya mayores, Ellie muere antes de que Carl pueda haber cumplido su sueño de viajar a Paradise Fall.

La aventura comienza cuando Carl, ahora convertido en un abuelo malhumorado y huraño, decide cumplir la promesa que hizo a su esposa. Así conoce a un niño explorador, Russell, con el que viajará hasta Paradise Falls, allí conocerán a Kevin, una exótica ave y a Dug, un golden retriever con un collar traductor que le permite hablar en cualquier idioma y lo más importante, sobre todo para Carl, que la verdadera aventura es la que lleva al compañerismo, la leatad, la amistad sincera y verdadera y el amor a los demás, como al final descubre cuando encuentra el diario de su amada Ellie lleno con las fotos de toda su vida juntos.

Para saber más: http://es.wikipedia.org/wiki/Up

The English patient

27 Jul

3

7 Mar

312969460_ce226a7216_o

Fotograma de la película 3-Iron. Director Kim Ki-Duk. Text by soonorlater

El tres me sigue atrayendo. Es el número de los tríos. Tres personas jugando a amarse. Cuando el dos se agota y deja de ser suficiente y el deseo es tan grande que el número de los que juega debe ampliarse para dar cabida a más.

La posibilidad de que sean dos las personas que te acaricien y te amen a la vez y tú te sientas en ese momento formando parte de una ecuación matemática; Ahora divides, te dividen, te parten en dos, te comparten. Ahora multiplicas abrazos, besos, posturas o risa, te multiplican. Y se suman labios distintos, sabores distintos, olores distintos.

La discusión siempre surge sobre la posibilidad de escoger a los compañeros de juego. Volvemos a multiplicar, esta vez, puntos de vista. Un amigo me comentaba que eran mejor los juegos con desconocidos, así la posibilidad de enganche emocional disminuye, el riesgo también. El sexo se convierte sólo en eso, un juego sexual sin nada detrás.

Otro amigo, en una ocasión distinta, me decía todo lo contrario. Necesitaría que me gustasen físicamente, pero además debería tener algún vínculo sentimental con los integrantes del trío, amistad, cariño, afinidad, para sentirme seguro.

Yo también entiendo la necesidad de afecto previamente creado para formar parte del juego. Y es lo que encuentro en el fotograma de esta película. Los abrazos y los besos son con intención, con deseo, porque ella conoce a los dos muy bien. Uno de los integrantes es su pareja, el otro es alguien que desea. Un fantasma real.

Ella está besando a un fantasma, es parte de su imaginación. Lo que me lleva a una nueva pregunta. ¿Cuántas veces no hemos deseado o formado parte de algún trío así?. Seguro que si lo pensamos, el resultado nos sorprendería, seguro que sí.

El sexo como metáfora de la vida

5 Ene

432773147_565b465816_o

Text by soonorlater

“Shortbus”, dirigida por John Cameron Mitchell en 2006, no es la película pornográfica que muchos insisten en ver. En “Shortbus”, las relaciones sexuales son el hilo conductor de la película para mostrar lo que los personajes sienten respecto a la vida y de sí mismos.

“Shortbus” habla de la vida de varias parejas.

Sofía, casada con Rob. Sofía es terapeuta sexual y nunca ha tenido un orgasmo, situación que pone en la cuerda floja su matrimonio. Rob, por otra parte, tiene como parte de sus fantasias el ser castigado pero no se atreve a pedírselo a ella.

Jamie and James. James hace una película sobre su relación con Jamie. Ambos conocen a Ceth y comienzan una relación a tres. Caleb, admirador de la pareja, los sigue e intenta que Ceth no cause problemas en el equilibrio que existe, a su modo de ver, perfecto, en la pareja.

Severin, la dominatrix que odia su trabajo y lo único que desea es pintar. Y el niño rico que contrata sus servicios y al que ella odia y quiere a partes iguales.

El sexo se encuentra en “Shortbus” y las respuestas a las preguntas que los protagonistas se hacen también. “Shortbus” es un salón en Brooklyn dirigido por Justin Bond. Es el centro de la ciudad como metáfora del universo y allí se encuentra el origen de todas las emociones que mueven a los protagonistas

En esta película se habla de la soledad, de la impermeabilidad de las personas, de los sentimientos que apenas se pueden expresar porque no se conocen las palabras que los describen, de la búsqueda que todos hacemos para encontrarnos a nosotros mismos. También, claro, de lo divertido del sexo, de la deshibición, de romper con los prejuicios, de las mil posturas y los mil deseos que puedes encontrar en él. De la necesidad de compartirlos, del amor compartido.

Hay momentos muy divertidos en esta película. Entre ellos me quedo con el del trío formado por James, Jamie y Ceth mientras hacen el amor. Jamie canta el himno de los USA. (Esos son los autenticos patriotas: conmovedor). O el intento por parte de Sofía y Rob para no discutir. El diálogo que mantienen los dos sentados, uno frente al otro mientras se acarician y se dicen frases amables y tiernas en un momento en que ninguno de los dos se soporta. Es una de esas escenas de las películas de Woody Allen.

Hay momentos tiernos, como el de la conversación entre el antiguo alcalde de New York y Ceth sobre el SIDA. Un hombre ya mayor, anciano, que habla sobre sus deseos, sobre sus miedos, sobre lo que pudo hacer y no supo cómo y un chico joven, atractivo y tierno que termina llorando al comprender las palabras del alcalde.

Hay momentos gloriosos como el del apagón que sufre la ciudad. Todo queda en la oscuridad y las únicas luces que se ven son las de las velas que hay en Shortbus, donde se encuentran todos los protagonistas reunidos. En ese momento, Sofía tiene finalmente su orgasmo y  la luz vuelve a iluminarlo todo. La música elegida para esa escena es optimista y afortunada. Y te hace sentir que las cosas han vuelto a su lugar originario, que ahora todo está bien. Hace que tú también sientas eso mismo. Tus ojos brillantes y una sonrisa al aparecer los títulos de crédito hacen que las palabras no sean necesarias.

Damage

1 Ene

Text by soonorlater.

Película de Louis Malle, 1992. Jeremy Irons como Dr Stephen Fleming, importante político a punto de ascender y convertirse en ministro y Juliette Binoche, la misteriosa mujer de mirada triste y negro riguroso que irrumpe en su vida y la cambia.

¿Es amor lo que el Dr Stephen siente cuando la ve a ella por primera vez y apenas puede hablar, casi no respira?¿Es lujuria lo que se desata entre los dos protagonistas a lo largo de su historia, ese deseo de estar el uno dentro del otro sin importar nada más?. El Dr Stephen lleva una vida ordenada, trabajo, casa, pareja, hijos, la copa de vino los fines de semana. Una vida ordenada pero vacía y espantosamente aburrida.

Es interesante ver los vacíos de conversación que existen con su mujer, su hija adolescente, su hijo Martyn. Hace todo sin sentir nada, se deja llevar y sabe que no siente nada, no tiene interés por nada.

Anna es el vértigo, dice de si misma que es una persona herida, y hay que tener cuidado con esa clase de gente, porque “las personas heridas saben que pueden sobrevivir”. Es la novia de Martyn, y lo elige a él porque le recuerda a un hermano perdido. El incesto aparece del lado de ella, eso y su atracción por los hombres “difíciles”, como Stephen.

Hay varias momentos que me gustan en esta película. El primero, cuando los protagonistas se conocen y después, vuelven a verse, apenas se hablan. En la siguiente escena, ella lo llama a su despacho, y él lo único que le pide es una dirección, nada más. No hay que explicar nada, los silencios y las miradas ya han hecho su trabajo.

El sexo entre ellos se muestra de una forma distinta. Es una relación que tiene elementos sadomasoquistas, se arrancan la ropa casi con rabia, Stephen golpea la cabeza de Anna de forma continua mientras hacen el amor, diría que le hace daño y a ella le gusta. Me pregunto la razón del director para mostrar el sexo entre ellos así.

Hay una escena de sexo en París, en una puerta de una calle estrecha, con casas antiguas y a primeras hora de la mañana, es una de mis favoritas, junto con la escena final, cuando están  en el estudio que Anna busca para sus encuentros. La forma de amarse sigue siendo la misma, violenta, pero la encuentro más real porque ellos comparten más cosas, almuerzan juntos, se les ve charlando de forma relajada, se ríen ajenos a todo y se aman En una de esas escenas de sexo, digamos, ligeramente irreales, ella se cuelga de una barra de cortina, que debe ser de las más resistentes de la historia, yo al menos, no he encontrado nada igual.

Desde mi punto de vista, Stephen está completamente enamorado de ella, arriesga todo por ella, toda su vida importante o no. De todas las escenas en las que se puede observar esto, me quedo con dos. La primera, cuando estando en París, Stephen ve a Anna con Martyn

damage_ver2 desde una ventana del hotel donde la pareja se aloja, están besándose y a él le duele eso como si le estuviesen arrancando el corazón. La segunda es la última escena, cuando él dice que la vió años más tarde y le pareció una mujer más, no distinta de las otras. Es eso, el enamoramiento te hace ver a la otra persona única, no hay nada más que no sea ella.

Sin embargo, Anna sólo siente la atracción por Stephen en cuanto que es una relación clandestina, puede tener la seguridad de su pareja al tiempo que ese sexo tórrido y violento con su amante. No creo que esté enamorada ni por un sólo instante de él, no le duele nada dejarlo y hacer que lo pierda todo. Es puro sexo.