Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Armaduras

17 Mar

Aprender la vida

A los seres humanos nos cuesta aprender nuestras lecciones, bueno, a mí me cuesta.

Muchas personas, incluido yo, en alguna etapa de nuestra vida hemos desarrollado corazas, armaduras para protegernos de los problemas, las malas experiencias, las inseguridades, etc.

Además la armadura nos aleja de las otras personas, nos quieran más o menos, nos aleja de todos.

Yo he sufrido por las dificultades de algunas de esas personas y por su alejamiento.

Al principio siempre he intentado mantenerme próximo, dar mi apoyo, mi amor. Pero después de mucho tiempo sin apreciar respuesta positiva mi mente empieza a dudar, ¿estaré molestando?, ¿estaré siendo pesado?, quizás necesita relacionarse con otras personas, puede ser que necesite un tiempo de soledad, etc.

Mis miedos y mis inseguridades me han hecho “respetar” esa distancia que ponían, pero me sentía a disgusto, sufría.

Por fin, me ha llegado la solución, la mente sigue su lógica racional…

Ver la entrada original 66 palabras más

Protección

25 Feb

Photo by soonorlater

“… No hay mayor poder en el universo que el poder del amor. Lo envuelve todo, lo protege todo, lo mueve todo y da esperanza”.

No hay más

5 Nov

6a0bb3093dee63cf133394b7f1952146

Photo found in the internet

“No hay más, estamos los dos esperando, a ver si las palabras fluyen, si somos capaces de decir lo que sentimos sin recurrir a viejos tópicos, a recuerdos de otros tiempos, al vacío o la tristeza de ahora, sin recurrir a lo que se ha perdido por el camino. En la espera surge el silencio, las lágrimas, las miradas, pero no lo que esperamos que fluya como un río en época de lluvias, en la crecida, no surgen palabras, nada. ¿Será que ya no hay nada más?, ¿será que hemos llegado a un punto en el que todas nuestras conversaciones se reducen a unas pequeñas frases hechas de teléfono móvil para no perder tiempo en lo verdaderamente importante, para  ganar tiempo al absurdo de una comunicación inexistente?. Nos miramos, sólo eso, sin palabras, esas que esperamos como el corredor antes de la la carrera, como quién espera un semáforo cuando se pone verde para cruzar, más incluso que cuando esperamos ver una estrella fugaz en noche de agosto, nos miramos y no hay nada más. No hay palabras, pero tampoco ninguno abandona su posición de trinchera, su parcela de cama, su rincón medio cuerpo dentro, medio fuera. Y de repente, un beso, un beso dulce, suave, lento y cálido, un beso de un millón de años, un beso repetido una y mil veces y que siempre parece el primero. Ahora lo sabemos, no hay nada más, el mundo vuelve a organizarse, gira de nuevo, y ya no son necesarias más palabras.” 

Text by soonorlater. For you

Wound to Wound

16 Mar