Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Libros 2017: “Los días por venir”

10 Feb

947b6d55-b201-4fe0-9749-ac886f4e5cdf

Photo by soonorlater

Imagina una existencia ordenada, precisa, sencilla, en la que cada objeto, cada situación, ocupan su espacio y su papel de forma coherente. Esta es la vida que el protagonista de “Los días por venir” lleva.  Benito estudia en la universidad, obtiene plaza como profesor de historia y trabaja en institutos de distintos sitios, conoce gente, alguna que otra relación amorosa sin más importancia y por fin, se establece en Vélez-Malaga, la ciudad donde reside su familia, el sitio donde él ha vivido toda su vida. Hasta aquí, todo es bastante normal, una cadena lógica de acontecimientos familiares para la mayoría, porque en mayor o menor medida nos son conocidos, incluso un retrato de lo que nosotros mismos hemos vivido.

Este orden se trastoca el día que Benito encuentra una bala entre las cosas de sus padres, por su procedencia, bastante antigua, pero no lo suficiente como para haber olvidado la historia que contiene: la historia de su familia. El padre de Benito irá deshilachando a lo largo de la novela toda una seria de acontecimientos que dan forma a la historia del bisabuelo y en especial a la del abuelo de Benito, Luis. Es como un boomeran que se lanza, cuando lo recogemos, ya no estamos en el Vélez-Málaga del siglo XXI, ahora nos encontramos en la guerra de Filipinas, la cruenta guerra en Marruecos, las oportunidades perdidas, los caminos recorridos entre polvo y arena, los días de cuidar ganado solo en el monte, el primer y único amor, los convencionalismos de la época, el inmenso poder de la iglesia, el patriarcado, la figura de la mujer sometida y casi anulada, la penuria y escasez, la República, las convulsiones políticas, la corrupción política también, la guerra civil, la postguerra. Pinceladas de nuestra historia que forman el cuadro de los “Días por venir”.

Esa bala también le devuelve a Benito el amor, un amor verdadero y profundo  sentido por Adela y que le llevará a viajar a lugares oscuros, a una pesadilla dantesca que es la que la protagonista vive. Adela está sometida, subyugada por el miedo a su marido. Sufre malos tratos, una violencia que irá in crescendo, un calco de lo que vemos todos los días en las noticias y que a fuerza de repetirse parece una situación a la que hemos acabado acostumbrándonos y aceptando sin más. Sin embargo, Benito vive y aprende a través del miedo de Adela lo que conlleva todo esto: la incomprensión, la no aceptación primero y el rechazo después, de la violencia física y psicológica, lo que significa un amor tóxico, manipulador y dañino hasta el final y que los llevará a situaciones extremas.

El final de la historia, como siempre, queda en manos del lector que desee adentrarse en ella. “Los días por venir” es una novela sencilla, llena de sensibilidad y tacto, bella en sí, donde el único deseo del escritor, Ángel Miguel Bermúdez, es que no olvidemos nuestro pasado para poder entender nuestro presente y respetemos a nuestros mayores como símbolo viviente de una época difícil y convulsa, porque gracias a sus historias tenemos hoy la nuestra, la que vivimos cada día. Por ultimo, el reconocer cómo un amor profundo y verdadero es capaz de todo: todo lo mueve y lo cambia. Un amor que envejece bien como los buenos vinos y es dulce como el más dulce de los vinos de pasas de esta tierra malagueña.

Para saber más:

https://www.novelasangelmiguel.com

https://www.megustaleer.com/libro/los-dias-por-venir/ES0168770

 

Anuncios

Armaduras

17 Mar

Aprender la vida

A los seres humanos nos cuesta aprender nuestras lecciones, bueno, a mí me cuesta.

Muchas personas, incluido yo, en alguna etapa de nuestra vida hemos desarrollado corazas, armaduras para protegernos de los problemas, las malas experiencias, las inseguridades, etc.

Además la armadura nos aleja de las otras personas, nos quieran más o menos, nos aleja de todos.

Yo he sufrido por las dificultades de algunas de esas personas y por su alejamiento.

Al principio siempre he intentado mantenerme próximo, dar mi apoyo, mi amor. Pero después de mucho tiempo sin apreciar respuesta positiva mi mente empieza a dudar, ¿estaré molestando?, ¿estaré siendo pesado?, quizás necesita relacionarse con otras personas, puede ser que necesite un tiempo de soledad, etc.

Mis miedos y mis inseguridades me han hecho “respetar” esa distancia que ponían, pero me sentía a disgusto, sufría.

Por fin, me ha llegado la solución, la mente sigue su lógica racional…

Ver la entrada original 66 palabras más

Protección

25 Feb

Photo by soonorlater

“… No hay mayor poder en el universo que el poder del amor. Lo envuelve todo, lo protege todo, lo mueve todo y da esperanza”.

No hay más

5 Nov

6a0bb3093dee63cf133394b7f1952146

Photo found in the internet

“No hay más, estamos los dos esperando, a ver si las palabras fluyen, si somos capaces de decir lo que sentimos sin recurrir a viejos tópicos, a recuerdos de otros tiempos, al vacío o la tristeza de ahora, sin recurrir a lo que se ha perdido por el camino. En la espera surge el silencio, las lágrimas, las miradas, pero no lo que esperamos que fluya como un río en época de lluvias, en la crecida, no surgen palabras, nada. ¿Será que ya no hay nada más?, ¿será que hemos llegado a un punto en el que todas nuestras conversaciones se reducen a unas pequeñas frases hechas de teléfono móvil para no perder tiempo en lo verdaderamente importante, para  ganar tiempo al absurdo de una comunicación inexistente?. Nos miramos, sólo eso, sin palabras, esas que esperamos como el corredor antes de la la carrera, como quién espera un semáforo cuando se pone verde para cruzar, más incluso que cuando esperamos ver una estrella fugaz en noche de agosto, nos miramos y no hay nada más. No hay palabras, pero tampoco ninguno abandona su posición de trinchera, su parcela de cama, su rincón medio cuerpo dentro, medio fuera. Y de repente, un beso, un beso dulce, suave, lento y cálido, un beso de un millón de años, un beso repetido una y mil veces y que siempre parece el primero. Ahora lo sabemos, no hay nada más, el mundo vuelve a organizarse, gira de nuevo, y ya no son necesarias más palabras.” 

Text by soonorlater. For you

Wound to Wound

16 Mar