Archivo | 11:05 pm

La carne

6 Oct

La vida es un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias: la de lo que aún no has vivido y la de lo que ya no vas a poder vivir. Y el momento justo de la acción es tan confuso, tan resbaladizo y tan efímero que lo desperdicias mirando con aturdimiento alrededor.”

 

2017-09-23-09-47-07
photo by soonorlater

Así comienza el último libro de Rosa Montero, un libro intimista que te atrapa desde el primer momento presentándonos a Soledad, esa mujer, la protagonista, que hace honor a su nombre. Vive sola, trabaja sola aunque rodeada de gente y quizás lo más importante, la base de su existencia y la de este libro también, ama sola.

Me ha gustado especialmente este libro porque Soledad ha llegado a los sesenta años así, se ha labrado un nombre y una reputación dentro de un sector tan competitivo como el literario y es cualquier cosa menos lo que todos o casi todo el mundo se imagina con tan solo mencionar la edad que tiene. Es atractiva, se cuida, se viste con elegancia… Rosa Montero nos lleva directamente a la parte más íntima de esta mujer, cómo es su ropa interior, los productos de belleza que usa y los más íntimos también, la ropa que usa para estar con sus amantes o en este caso, con su amante y sobre todo nos habla de su gusto por la música.

Entre pensamientos, deseos, encuentros, desencuentros, miedos, rencores, frustraciones e inseguridades está siempre presente la ópera. Después de leer este libro tuve la necesidad de buscar algunas de la operas que Soledad escucha y sobre todo la que se menciona cuando está haciendo el amor con Mario, “… justo entonces, en fin, empezó a sonar el estremecedor canto de Isolda, su Liebestod, su muerte de amor, el aria final del tercer acto y de la ópera entera…”. 

Me ha sorprendido y agradado encontrar entre las páginas de la novela a la propia Rosa Montero, como ella misma es y se presenta haciendo una divertida descripción de si misma a través de los ojos y los prejuicios de la propia Soledad para hablarnos sobre la idea de ponerse en el lugar del otro cuando se escribe, de imaginar, “de meterse dentro”.

La novela, esta novela, es todo esto y mucho más, la relación de una mujer que acaba de cumplir los sesenta años con un hombre de treinta y pocos al que conoce tras contratarlo como amante ocasional o gigoló, pero eso es sólo la excusa. La historia de Soledad es mucho más profunda, con unas profundas raíces que llegan hasta su niñez. Por cierto, la escritora, Rosa Montero, pide amablemente a los lectores del libro que no den más detalles sobre este tema … habrá que leer su libro pues para descubrirlo, para descubrir a Soledad.

Anuncios