El sonido de los suspiros

30 Jun

Picture by Reuben Negron.   www. reubennegron.com

en tu papel de instructor, suspira audiblemente al exhalar para que ella se relaje y te secunde. Aclárate la garganta y deja que el sonido fluya sin esfuerzo. Si suspiras fuerte y sin timidez, es más probable que tu pareja te emule. Anímala diciéndole: ” Es tan excitante oir tu respiración. Me encanta escuchar tus suspiros, gracias”. Imagina que la vibración del sonido os libera a los dos de todas las inhibiciones. Imagina al exhalar que el sonido la está invadiendo, penetrándola con la fuerza de tu deseo de cercanía.

El pudor nos impide a menudo que hagamos este tipo de sonidos, incluso al hacer el amor. Desde pequeños nos han enseñado a respirar en silencio, a desear en silencio y a vivir nuestras pasiones en silencio. El silencio puede que sea beneficioso para el masaje terapéutico, pero no lo es para esta práctica erótica. Rebelaos contra el silencio. Respirad con fuerza. Dejad que vuestros suspiros se fundan en uno. La respiración y el sonido de los suspiros son los instrumentos del cuerpo para alcanzar el éxtasis. Usadlos sin rubor. Si es necesario, podéis poneros de acuerdo en fingir hasta que seáis capaces de hacerlo de corazón.

“Masaje Erótico”  Charla Hathaway. Editorial Evergreen  (TASCHEN) 2007   http://www.taschen.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: