Mantener la calma

5 Ene

Photo by soonorlater “Sin prisa”

Lleva encima un poco de silencio; Concéntrate en el silencio. Cuando éste llegue, fíjate en cómo suena. Luego intenta llevar ese silencio contigo a donde vayas.

Cepilla o déjate cepillar; Dediaca un tiempo a cepillarle el cabello a otra persona. O mejor aún, cepíllate el cabello o dí a alguien que te lo cepille. Lenta, metódica, extensamente. (Así se masajean diversos puntos relajantes de la digitopuntura, y la repetición hace maravillas).

Pulveriza Azahar; Añade tres gotas de aceite de azahar (neroli) a una taza de agua mineral, y pulveriza con un atomizador cuando necesites relajarte.

Levita; Enderézate cuanto puedas, como si un hilo imaginario en lo alto de la cabeza te levantara unos milímetros del suelo. Cuanto más arriba te sientas, más cerca estarás de sentir sosiego.

Toca o déjate tocar; El tacto humano es una de las formas más seguras de descargar tensiones. El abrazo de un padre tranquiliza al niño disgustado; un beso o un apretón de manos pone fin a una discusión; a veces la más sencilla caricia hace milagros.

Photo by soonorlater “La sensualidad de las piedras”

Relájate con un afrodisiaco; El ginseng, que durante siglos ha sido codiciado por sus propiedades afrodisiacas, también tiene fama de relajar el sistema nervioso si se toma con regularidad.

Vístete de blanco; La ropa que llevas influye en tu estado de ánimo. Las prendas holgadas, los tejidos naturales y los colores claros conducen a la calma. Por eso los yoguis se visten de blanco.

Frótate con una rosa; El masaje es una de las formas más placenterras de alcanzar la relajación. Si añades un poco de aceite de rosas al aceite de masaje, la experiencia será doblemente eficaz.

Photo by soonorlater “La sorpresa”

Medita sobre la belleza; Hazlo para extasiarte, no para estimularte. Porque donde encuentres belleza encontrarás tranquilidad, tanto si es una belleza natural como si es artificial.

Haz el amor; La relajación que experimentas después de haceer el amor actúa a muchos niveles diferentes.

Entusiásmate con todo lo que haces; No cabe duda de que quienes más disfrutan de la vida son quienes se entusiasman hasta con las cosas más pequeñas que hacen. Cultiva esta habilidad y también tú encontrarás paz y satisfacción.

Ponte ropa interior del Pato Donald; Cómprate unas cuantas prendas infantiles para recordar el lado irreverente, desinhibido y alegre de la vida.

Reza; Si tienes creencias espirituales o religiosas, seguramente tienes a tu alcance uno de los métodos más elogiados para alcanzar la paz; la oración.

“Sabios Consejos para Mantener la Calma” Paul Wilson. Emece Editores,  Barcelona. 7ª edición 2000

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: