Seducción

8 Nov

erotismoPhoto by Fatpixel. http://vitolins.com

“A los ojos del hombre, la mujer vestida está distante , defendida. La ropa y el maquillaje tienen siempre un doble significado: invitación y obstáculo. Dos fuerzas que se pueden dosificar de muy distinto modo. En algunos casos la mujer acentuará la invitación si ese hombre le agrada, si quiere atraerlo. Pero el hombre tiene grandes dificultades para descifrarla. Ya vimos que, en su yo íntimo, la mayor parte de los hombres tienen miedo de la belleza femenina. Se sienten atraidos por ella, pero la temen.

…El hombre en el fondo no cree en su capacidad de seducción. Para él la seducción es siempre un milagro. Cuando llega, cuando la mujer se desnuda es porque ella lo ha decidido y él no puede menos que sentirse enajenado, feliz. Hasta el don Juan más cínico se emociona cuando una mujer desconocida le brinda una intimidad que pocos instantes antes era inimaginable. La seducción, para el hombre, nunca es motivo de triunfo sino de asombro. Nunca le produce una sensación de superioridad, sino de reconocimiento.

Nada hay más sorprendente para el hombre que la transformación de la mujer que se entrega. De pronto, cuando no se lo espera, la desconocida se comporta con él como si hubiese madurado un largo conocimiento, una profunda confianza íntima. Como si fuese su amante de mucho tiempo. Y este es el motivo por el cual los hombres, sobre todo en el pasado, creían ser hechizeros.”

Francesco Alberoni “El erotismo”. Editorial Gedisa 1993

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: