Karma

18 Ago

Giotto_di_Bondone_angel

Angel by Giotto

“Los espíritus angélicos están presentes en el ámbito de numerosas religiones, y su nombre y representación gráfica varían según la tradición cultural a la que pertenecen. En Europa, las primeras iconografías se encuentran en las obras de los pintores cristianos de los siglos IV y V, pero, más tarde, artistas de gran sensibilidad como era Angélico, Giotto, Rafael, Miguel Angel o Correggio, se dejaron fascinar por estos seres espirituales y los recogieron en obras de arte de inmensa belleza.

La baraja habitual se inspira en esta iconografía, pero se sustenta en la tradición hindú, pues los seres espirituales que la ilustran son los ángeles del “karma” de las doctrinas orientales, los mismos de la tradición judeocristiana, que en el Antiguo y Nuevo Testamento aparecen citados como los habitantes de los Siete Cielos. Estos ángeles del “karma” son los que determinan nuestro camino terrenal. Efectivamente “karmen” significa hacer, en el sentido de que todos los actos humanos tienen, necesariamente, consecuencias. Según esta ley cósmica de causa y efecto, los hombres son artífices de su suerte o infortunio; pero no se dan cuenta de ello, e imputan a factores externos la causa de su infelicidad. El “karma” pues, es un concepto que se emplea en las tres grandes religiones de la India para definir la efectividad de los actos humanos, y mediante los cuales quedarán determinados la clase y el nivel de la siguiente reencarnación. El “karma” concibe la existencia humana como una larga cadena de vidas, en la que cada una en particular está determinada por las acciones de esta persona en su vida anterior. Por ello una acción se convierte en “karma” cuando se realiza buscando un fin, especialmente en cuanto a asegurarse una buena reencarnación.

En las religiones de la India, que no conocen los conceptos de culpa, castigo y redención, el “karma” es un concepto esencial para comprender los comportamientos humanos y el necesario equilibrio para asegurarse un comportamiento individual correcto. Para ayudarnos están los ángeles, encargados de transmitir una visión más amplia y esclarecedora de su propia vida a quien así se lo solicite.”

Adolfo Pérez Agustí, “La protección de los ángeles”. Editorial Libsa 2009

Anuncios

Una respuesta to “Karma”

  1. nessarosse agosto 19, 2009 a 2:27 pm #

    Siempre he deseado dos cosas que tarde o temprano realizaré: tatuarme un ángel medieval y visitar las obras de Giotto en Italia… este año iba a ser pero finalmente se truncó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: