Tu boca pequeña dentro de mi beso

16 Jul

1571838006_0d3d55204b_b

Photo by Henrynjune “Muslin 2”

“…..En primer lugar, debes preparar a tu pareja con un motón de besos, lametones y provocaciones. Esto no es sólo sexy, es completamente esencial. El clítoris es exquisitamente sensible. No debe recibir una sobreestimulación. No soporta la estimulación directa a menos que su portadora esté muy excitada.

Incluso entonces, acércate lentamente. La mayor parte del clítoris, lo que se conoce como “los brazos del clítoris”, se extienden por debajo de la piel. Piensa en el clítoris como si fuera una V invertida, con la unión en el punto del clítoris que se ve desde el exterior. Estiendiéndose a lo largo de los labios y hacia abajo hacia el perineo, están los “brazos”. Piensa en el clítoris cómo si fuera una espoleta y estimúlalo por completo bajo la piel. El clítoris posee más terminaciones nerviosas que cualquier otra parte del cuerpo (miles más que el pene). Una estimulación demasiado directa puede echarlo todo a perder. Ve poco a poco trabajando los brazos del clítoris y siempre, siempre, comprueba la reacción que vas provocando. Si ella separa la pelvis de ti, significará que estás siendo demasiado brusco.

Prueba algunos movimientos específicos y pregunta a tu amante sobre las variantes que le gustarían. ¿Más rápido, más lento, más fuerte, más suave? ¿De un lado a otro? ¿En círculos?.

Algunos juegos que suelen proporcionar mucho placer:

Lametones grandes y homogéneos en los que se emplee toda la lengua. Cuanto más húmedos mejor.

Movimientos rápidos sobre los bordes de los labios, centrándose de vez en cuando en el clítoris.

Lamer hacia arriba repetidamente los surcos que se extienden desde la vagina hasta el clítoris, aumentando de forma gradual la presión pero nunca de forma que alcance directamente al clítoris.

Lamer suavemente mientras se presiona justo sobre el monte de Venus (la zona carnosa que probablemente encontrarás a la altura de tu nariz) con los dedos.

Lengüetear, Lengüetear, lengüetear, hacer círculos, hacer círculos. Lengüetear, lengüetear, hacer círculos, círculos y más círculos.

Describir círculos muy lentamente alrededor del clítoris, pero sin llegar a tocarlo. Comprueba cómo de lento puedes llegar a hacerlo. Hacer esto después de un poco de calentamiento puede volverla loca de deseo.

Sorbe en el clítoris con mucho cuidado y mueve con rapidez la lengua sobre él. O mueve la lengua lentamente arriba y abajo, arriba y abajo.

Intenta todas estas cosas. Y al final, cuando ella esté cerca del orgasmo, probablemente estés haciendo alguna variante de lamer su clítoris arriba y abajo, de forma firme y rítmica siguiendo un ritmo constante y decidido. Ella estará arrimándose a ti. Quizás le guste que en ese momento le agarres las nalgas fuertemente a medida que se acerca al orgasmo. La ayudará a concentrarse. No modifiques nada de lo que estés haciendo a no ser que sea para ir un poco más rápido….”

Idea 32. Vamos más hacia el sur. “Mejor sexo”. Elisabeth Wilson. Editorial Nowtilus. Colección: Ideas brillantes. http://www.52ideasbrillantes. com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: