Sin manzanas, sin serpientes

8 Abr

opr00046cc

Text by soonorlater

En el paraiso no había manzanas amarillas, ni rojas, ni tan siquiera verdes. Tampoco había serpientes, no eran necesarias pues todos sabemos que las serpientes sólo existen para beneficio de las manzanas y sin manzanas, las segundas, son inútiles.

En el paraiso tan sólo estaban ellos dos.  Desnudos, sin remordimientos, sin sentimientos de culpa, sin idea de pecado, sin prejuicios o tristeza, sin miserias, sin oscuridad.

En el paraiso estaban rodeados de enormes árboles, de brillantes colores, de aromas dulces y espesos como el almibar. Rodeados de la luz filtrada del sol. Envueltos en su desnudez, cubiertos por su deseo. Como un hoja en blanco: limpios, puros y sin limitaciones. Viendo todo por primera vez, sintiendo todo por primera vez también. Sin conocimiento pero felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: