Ingenio

24 Ene

100_7827

Photo and text by soonorlater.

En el sur de este país, en una antigua carretera cerca de la costa existe un grupo de edificios, hermanos todos, construidos en la misma época y con la misma finalidad. La caña de azucar era su objetivo o mejor dicho, la producción de azucar y quizás algún derivado.

Conocidos como Los Ingenios de su época. Pero su época ya pasó y ellos tras ella, porque en este país todo se olvida, porque no tenemos cultura ni interés, porque no interesa el pasado, ni nuestra historia.

Este es uno de los pocos Ingenios que ha sobrevivido. Totalmente devastado, despojado de puertas, ventanas, suelos, galerías y maquinaria.¿Dónde estará ahora esa preciosa maquinaria? Fundida probablemente, aunque me gustaría pensar que algún extranjero llegó hasta aquí y la compró y es ahora parte de algún museo de alguna parte para asombro de los que lo visitan.

Mientras paseaba entre sus ruinas, bajo sus enormes techos de madera o contemplaba las delicadas pinturas de algunas de sus salas, imagino aquellas más nobles, quizás para recepciones o reuniones de algún tipo, no dejo de asombrarme. Y me invade también la tristeza.  El abandono. Este es el país del abandono, del pesimismo, del no sirve de nada. No somos capaces de crear nada nuevo ni tampoco de mantener lo que otros nos dejaron, lo que otros crearon para nosotros.

Este precioso grupo de edificios, situado al sur, mirando al sur, con el mar al fondo y un cielo azul profundo resiste el paso del tiempo así, magestuoso, solemne, silencioso, grave y profundo. Su enorme chimenea está intacta, ladrillo a ladrillo. Una maravilla más, un ingenio más para una epoca ya pasada, para una historia que hemos borrado de nuestra historia reciente.

Ya nadie recuerda. El olvido es lo peor, eso y la ignorancia, sin duda alguna.

Anuncios

2 comentarios to “Ingenio”

  1. nessarosse marzo 8, 2009 a 10:58 am #

    Hola, preciosa entrada. Gracias por tu comentario y por tu email.

    Tienes mucha razón: el olvido es lo peor, todo vive mientras somos capaces de tener un recuerdo de ello. Y sirve para cosas, lugares y también para las personas.

    Unas chimeneas como estas o muy parecidas hay en Sevilla en la Isla de la Cartuja, son enormes y preciosas, y se mantienen altivas y orgullosas como si aún tuvieran mucho que decir y no quisieran caer en el olvido, o peor, en su destrucción insensata (e ignorante).

    Un gusto pasar por aquí.

    Salu2

  2. Vathek marzo 25, 2009 a 5:14 pm #

    No me había fijado antes, pero…Que cosas…
    Que grande y que dura !!!
    |-D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: